Este congreso tuvo lugar durante dos días en el Club Nogal, del 2 al 3 de Octubre. El eje central del mismo era hablar sobre temas relevantes frente al pos-acuerdo y el rol de los jóvenes como generación de paz. Durante estos días se encontraron representantes de lujo del sector privado, público, académico y gestores de paz. En resumen la experiencia fue realmente reveladora respecto a las interpretaciones de paz de las diferentes regiones del país y sobre las acciones que se están tomando para construir otros lenguajes diferentes al odio, al conflicto y a la guerra.

Colombia es un país que por más de cinco décadas ha sufrido innumerables actos violentos que han atentado contra la población rural y desencadenando más de 8 millones de desplazados. La vida de miles de jóvenes de diferentes regiones del país, cambió radicalmente.  Junto con sus familias debieron partir de sus orígenes, dejarlo todo y empezar desde cero. Llegaron a ciudades caóticas, llenas de ruido y muchas veces sordas y ciegas ante su realidad. Con pocas oportunidades de estudio o trabajo, muchos encontraron nuevas formas de expresar sus sentimientos y dignificar su situación, canalizando la energía hacia nuevas configuraciones.

Tuve la fortuna de conocer muchos proyectos e iniciativas que se están desarrollando al nivel nacional para que desde la acción colectiva se generen nuevas oportunidades para salir adelante, aprender nuevas cosas y encontrar una oportunidad. La cultura, la educación, la danza, la literatura son escenarios propicios para ello.

En este artículo quiero enfatizar en algunas conclusiones a las cuales pude llegar:

  1. la paz es posible cuando nos unamos como país y como una sola nación, y todos trabajemos para ello
  2. si partimos de la acción individual a la colectiva, y reunimos esfuerzos estamos generando un cambio
  3. no hay super heroes  allá afuera que vienen a  salvarnos. Esta tarea nos corresponde a cada uno de nosotros y debe significar un cambio de comportamiento en nuestra rutina diaria
  4. debemos aprender a dejar de “bogotanizar “, todo lo que hacemos (nuevo término, de centralizar todas las iniciativas en la capital, y olvidarnos de otras realidades en el país)—hay más de una Colombia
  5. aunque no haya suficiente presupuesto para desarrollar proyectos ambientales, debemos cambiar nuestros estilos de vida que están dañando la casa donde todos vivimos, nuestra madre tierra
  6. así estemos trabajando tiempo completo, estudiando, cuidando a nuestros hijos o sin empleo, todos debemos estar unidos en que la paz empieza desde casa

congreso

 

En materia ambiental, que es el tema que nos atañe en nuestros artículos, poco se hablo y estuvo a cargo de un panel, bien interesante. Profesor Manuel Guzmán del Rosario, un representante de Fedegan (federación de ganaderos) , Gina una emprendedora social de 19 años que junto a su hermano crearon la plataforma comproagro, dos representantes de litro de luz, quienes se encargan de llevar luz e internet a las áreas más apartadas del país.

Pude aprender de ellos cómo integrar el agro, las telecomunicaciones y la política en proyectos productivos para incentivar mejores estilos de vida y consumo responsable. No importa la edad, las alianzas que se formen o los esfuerzos que sean necesarios, pero debemos desarrollar iniciativas que inspiren a otros sobre la importancia del campo, de cuidar y contemplar la naturaleza e invitar a las nuevas generaciones en estos espacios

vale jardin

Es por esto que desde Saucos incentivamos generar estos espacios entre todas las generaciones. Es muy valioso poder enseñar a los niños desde pequeños el valor de las plantas, del trabajo de los campesinos que cultivan nuestros alimentos y de no contaminar nuestro entorno, disfrutar de lo simple y compartir en familia.

Recordamos que llevamos jardines verticales a tu casa, para que puedas tener estos espacios con los tuyos

http://www.saucos.com

Anuncios