Existen varios motivos por los que tu planta podría estar enferma, y lo podemos notar muy fácilmente en sus hojas. Ya sea por falta o exceso de luz o de agua, plagas y ausencia de nutrientes, todo se refleja en el estado de sus hojas.

FALTA DE LUZ

Hojas descoloridas y débiles:

 

EXCESO DE LUZ

Hojas con los bordes quemados (normalmente se tornan de color café) y se inclinan en sentido contrario al de la luz:

 

FALTA DE AGUA

Hojas oscuras, resecas, duras y fáciles de romper al tacto:

qué le pasa a la planta - falta de agua

 

EXCESO DE AGUA

Hojas amarillas y débiles:

 

PLAGAS

Hojas con agujeros, puntos o insectos diminutos:

 

RECUERDA QUE: Una planta requiere de tu atención y cariño, sólo hace falta que estés pendiente de ella para darte cuenta si se encuentra enferma.

Anuncios