Los árboles son el pulmón de nuestro mundo, gracias a ellos podemos respirar bien, convivir en un buen clima, evitar enfermedades, combatir la suciedad, disminuir el exceso de ruido, contrarrestar la contaminación ambiental, entre otros,

Es hora de devolverle a mundo un poco de lo que nos ha dado, porque cuando siembras un árbol, siembras vida.

Para sembrar vida sólo necesitas ganas, nosotros te damos los pasos que debes seguir:

  1. Investiga y escoge el árbol al que quieres darle vida.
  2. Encuentra un lugar apropiado para sembrarlo, para ello debes tener en cuenta la exposición al sol, la extensión de la raíz del árbol, el clima y el riesgo ambiental que corre.

Ahora sí, pasemos a la acción:

  1. Cava un agujero en la tierra que sea 3 veces más ancho que la plántula del árbol y la misma altura de sus raíces.
  2. Coloca el árbol dentro del agujero.
  3. Rellena con tierra sana los espacios alrededor del árbol.
  4. Nutre tu árbol con abundante de agua y abono.
  5. Finalmente, cuídalo y amalo.

Visita tu árbol lo más seguido que puedas durante un año, y verás la obra de arte que has creado.

arbol

Anuncios